domingo 24 de septiembre de 2017

La Audiencia confirma una condena a E.ON por no facturar en plazo

26 enero 2013

Nos hacemos eco de una buena noticia, en esta ocasion contra una de las grandes electricas que en base a su enorme poder politico y economico traspasa la ley sin respetar a nada ni a nadie.

http://www.eldiariomontanes.es/20130125/economia/audiencia-confirma-condena-facturar-201301251639.html

La Audiencia Provincial de Cantabria ha confirmado una sentencia que condenó a E.ON a devolver 918 euros a un cliente por no facturarle en plazo y reconoció que los usuarios no tienen que abonar los recibos que no se hayan emitido en tiempo y forma.
Con esta nueva sentencia, difundida por la Unión de Consumidores de Cantabria (UCC), que ha representado al cliente en el proceso judicial, se ratifica un fallo del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Santander.
Y la Audiencia lo hace sin entrar a debatir el fondo del asunto, ya que no admite el recurso porque el importe de la condena no llega a los 3.000 euros que justificarían acudir a esta instancia judicial.
Con la inadmisión del recurso se confirma la sentencia previa, pero cabe todavía la posibilidad de recurrir en casación.
El Juzgado de Instrucción condenó a E.ON Distribución y E.ON Comercializadora de Último Recurso a devolver a un cliente 918 euros al que durante meses solo le cobró el coste fijo de la factura (la potencia contratada y el alquiler de equipos) o consumos estimados, y después le pasó nuevas facturas por la energía realmente consumida.
Además, declaró el deber de la empresa de facturar en tiempo y forma, y reconoció que el cliente no está obligado a abonar las facturas que no cumplan esos requisitos.
La compañía explicó en la causa que cometió un error en la facturación por problemas en la toma de datos, y que por eso pasó después los recibos por los consumos.
Pero el Juzgado consideró que esa justificación “no es de recibo” y agregó que, en todo caso, la empresa tendría un plazo de un año para rectificar, pero se había superado cuando emitió las nuevas facturas que debe devolver al cliente.
Para la Unión de Consumidores, esta sentencia “pone cordura en un sector” que se ha caracterizado en los últimos años “por el caos, la oscuridad y la indefensión de innumerables usuarios frente a las entidades distribuidoras y comercializadoras de energía”.
Según dice, a partir de ahora las compañías eléctricas “tendrán que andar con más cuidado si quieren cobrar”, porque esta resolución judicial reconoce que el consumidor no está obligado a pagar facturas que no se emitan en tiempo y forma.
UCC critica que desde la liberalización del sector, a muchos ciudadanos no se les ha facturado el consumo de energía durante meses e incluso años, ni se han hecho lecturas reales de sus contadores y, “de súbito, la compañía les requería de golpe el pago de todos los atrasos”.