viernes 15 de diciembre de 2017

Evolucionar o morir – iluminacion LED e INDUCCION

05 febrero 2012

Estamos ante una situacion economica que nos obliga a las empresas y administraciones publicas a revisar hasta la ultima coma en gastos.

El alumbrado publico representa de media el 60% del gasto energetico en los municipios.

El sector de la iluminacion (fabricantes de tecnologias, centros de investigacion, estructura de distribucion, proveedor energetico y cliente final ) estan encontrandose con un gran cambio.

En algunos casos, las evolucion a productos que consumen muchisimo menos manteniendo y cumpliendo con las normativas a la vez que su vida real se multiplica por 4 o 5 a lo existente, perjudica a ciertos sectores cuya subsistencia esta basada en el consumo energetico y la gran cantidad de reposiciones que requiere frente a lo nuevo.

Es por ello que segun quien se presente y exponga frente al cliente final, dara una perspectiva a las nuevas tecnologias. Hemos escuchado de todo ” dan dolor de cabeza, genera campos magneticos cancerigenos, explotan, etc. ” basado en argumentos que demuestran que no tienen NINGUN conocimiento del producto/tecnico, pero descubriendo sus debilidades por no haber sabido evolucionar.

Pero OJO ! que todabia hay mucho producto de muy baja calidad y que es vendido sin ningun escrupulo a politicos o tecnicos que desconocen el mundo de la iluminacion.

Ya no hay duda que el LED y la INDUCCION ( a corto plazo ), son los productos adecuados para reducir por encima del 50% el consumo energetico, reducir el mantenimiento a casi nada, a la vez que mejoramos la calidad de la luz del muncipio y reducimos en un 40% la emision de CO2.

Ahora, lo importante es la CALIDAD y PRECIO de dichos productos para que el ROI ( retorno de la inversion ) no se nos dispare y tengamos que hipotecar el municipio/empresa a 8, 10, 12 años para recuperar la inversion.

Porque dentro de 8, 10, 12 años existiran tecnologias y normativas que nada tendra que ver con lo actual. Hoy en dia, todo va mucho mas rapido que antes, para bien y para mal.